Misión

Juan Martin Moye  nos legó su amor por la educación de la niñez y la juventud, el cuidado de los más abandonados.
A través de nuestra vivencia Y de nuestra acción tratamos de ser signos de Providencia - es decir - Don de Dios para el Pueblo - en un espíritu de sencillez,de pobreza,de caridad y deAbandono total a la Providencia.
Las Hermanas se comprometen en obras diversificadas, de preferencia  en ambientes  pobres y abandonados.
Esas actividades  están siempre vinculadas a la educación y a la Salud: